16 agosto, 2012

Brasil // El Ministerio de Salud autoriza 57 nuevos equipos de atención domiciliaria

Reacciones: 

El Ministerio de Salud autoriza 57 nuevos equipos de atención domiciliaria

Fuente: Portal da saude

Sin dudas se trata de una importante noticia para quienes desarrollan soluciones de monitoreo remoto domiciliario de pacientes, ya que la telemedicina tiene mucho para aportar en este modelo de atención médica, hacia el cual avanza la sanidad.


El programa Melhor em Casa sumó 57 equipos profesionales para la prestación de atención en el hogar del Sistema Único de Salud (SUS).

La mejora en la atención domiciliaria se hizo realidad gracias al Decreto Nº 1620 que habilita 39 equipos de multiprofesionales de atención domiciliaria de pacientes (EMAD) y 18 equipos de apoyo profesional (EMAP). El total es de 57 nuevos equipos en los estados de Minas Gerais, Río de Janeiro, Goiás, San Paulo y Bahía.

"El programa llegó a mejorar la atención domiciliaria que ya existe en algunos lugares, a expandirse a sitios que dependían de los equipos de atención domiciliaria y se convirtió en una de las prioridades del gobierno federal", dice el coordinador del programa Melhor em Casa, Aristides Oliveira.

Desde su lanzamiento en noviembre de 2011, el programa ha habilitado 343 equipos de multiprofesionales y 140 equipos profesionales en 19 estados, llegando a 84 municipios. De este total, 122 EMADS y 45 EMAPs ya atienden a la población en 44 municipios en 15 estados.

Para el año 2014, la inversión total será de R$ 1 billón para el despliegue de mil equipos de monitoreo remoto domiciliario de pacientes y otros 400 equipos de apoyo. Las personas con necesidades de rehabilitación motora, los pacientes ancianos, enfermos crónicos sin empeorar o post-quirúrgicos y con posibilidad de ser dados de alta, por ejemplo, son atendidos por equipos de multiprofesionales a lo largo de la semana (de lunes a viernes), 12 horas al día y hasta incluso pueden ser atendidos durante los fines de semana y días festivos.

Los equipos están formados principalmente por médicos, enfermeras, técnicos de enfermería, fisioterapeutas y trabajadores sociales. Otros profesionales como logopeda, nutricionista, terapeuta ocupacional, odontólogo, psicólogo, farmacéutico y fisioterapeuta y trabajadores sociales pueden ser seleccionados para el equipo de soporte. Cada equipo puede atender, en promedio, 60 pacientes simultáneamente.

El programa Melhor em Casa también ayuda a reducir las colas en la atención hospitalaria de emergencia, ya que, cuando esté médicamente indicado, se hará en la propia residencia del paciente, siempre que exista su consentimiento y el de su familia. Hasta 2014, los equipos serán desplegados en todas las regiones del país.

Recientemente, el Ministerio de Salud ha cambiado algunas reglas del programa para ampliar el número de municipios con derecho a recibir el programa Melhor em Casa. Los municipios con más de 40.000 habitantes podrán recibir el programa, siempre que tengan el Servicio de Atención Móvil de Urgencia (SAMU 192) o un servicio de emergencia propio del hospital de referencia. La ordenanza anterior limitaba a los municipios de 40.000 habitantes de las regiones metropolitanas.

Otro cambio importante se refiere a la flexibilidad de las horas de trabajo de los profesionales que componen los equipos. Los profesionales o personal auxiliar de enfermería, por ejemplo, pueden sumar su carga de trabajo semanal de al menos 120 horas. La ordenanza ya ha proporcionado 160 horas semanales. Los criterios para el despliegue de más de un equipo de atención domiciliaria también se redujeron. El municipio que tiene más de 150 mil habitantes, podrá establecer un segundo equipo de cuidado en el hogar y así sucesivamente. Anteriormente, los municipios debían llegar a una población de 200.000 habitantes para conseguir el segundo equipo.

Sin dudas se trata de una importante noticia para quienes desarrollan soluciones de monitoreo remoto domiciliario de pacientes, ya que la telemedicina tiene mucho para aportar en este modelo de atención médica, hacia el cual avanza la sanidad.